Reequilibra el pH, alivia el eritema y la irritación que puede aparecer tras la exfoliación. Con pH 8, neutraliza los alfa-hidroxiácidos al entrar en contacto con ellos y regula el pH cutáneo. A su vez, los taninos del Agua de Hamamelis ejercen un efecto astringente que cierra los poros para dejar la piel suave, flexible y perfectamente equilibrada.

Volumen 300 ml
Número de Pedido CHR362

Tras el tratamiento exfoliante, empapar algodones con pH Rebalancer y presionarlos contra el rostro para neutralizar el pH. A continuación limpiar la piel con una compresa fría.